GAGAKU

15/11/2005

Imagen: 1


Imagen: 2


Imagen: 3


Imagen: 4


Imagen: 5

Texto: Sakata Shuji, Fotos: Omori Hiroyuki
Otras fotos, cortesía de la Shimonaka Memorial Foundation

Gagaku, música y danza de la corte imperial japonesa, es el arte de interpretación más antigua de Japón. La danza es acompañada por un grupo kangen (viento y cuerdas). Los instrumentos principales son: yokobue (flauta travesera), sho (un tipo de zampoña), hichiriki (tipo de oboe), biwa (laúd de mástil corto), so (cítara) y taiko (tambor).


Foto nº 1 y 2
El grupo kangen interpreta la música orquestal más antigua del mundo.


El gagaku se desarrolló hace alrededor de 1.300 años como arte de interpretación para la corte imperial, mezclando diferentes estilos de música y danza - algunos procedentes del continente, a través de China y la Península de Corea, y otros propios de Japón. El gagaku ha cambiado muy poco a lo largo de los siglos y es una de las artes interpretativas tradicionales más características del mundo.

Casi todos los intérpretes de gagaku actúan en actos de la corte, por lo que son muy pocos los japoneses que han tenido la oportunidad de verlos actuar. Esto ha cambiado en fechas recientes y en la actualidad también se hacen actuaciones para el público general.

Las tradiciones del gagaku de la corte se han mantenido vivas debido a músicos asociados al Departamento de Música de la Oficina de Ceremonias de la Casa Imperial. Los alumnos deben pasar un examen antes de poder ingresar en el Departamento. Tras un periodo de siete años de obtener conocimientos y estudiando la técnica, son nominados oficialmente como músicos de la corte. Casi todos los que llegan a ser intérpretes de la corte, están estrechamente ligados al Departamento de Música a través de algún pariente, a veces un miembro cercano de la familia.

Okube Yasue toca la flauta travesera, yokobue, y ha sido nombrado músico de la corte. Tiene 27 años. Su padre también es músico de la corte y le ha influido en gran parte. “En principio decidí integrarme en el gagaku porque deseaba hacer lo que hacía mi padre. En el futuro, me gustaría tocar con él y con mi hermano menor, que aún es estudiante”.

El objetivo básico del Departamento de Música es preservar el gagaku como arte escénico. Los estilos de danza y música, y los diseños de vestuario, así como los instrumentos, máscaras y otros elementos perviven hoy como parte de la herencia de antiguas culturas de Asia. Los elementos tangibles e intangibles del gagaku son un valioso patrimonio del pasado y es muy importante que se sigan transmitiendo a las generaciones venideras sin cambios.
Iwanami Taka’aki (de 29 años) es otra intérprete de yokobue: “Se trata de tradiciones de hace 1.300 años, por lo que no debemos cambiarlas a la ligera. Somos meros peldaños en su viaje a través del tiempo”.
Es realmente sobrecogedor - la historia del gagaku es tan antigua, como peculiares las metas de sus intérpretes. Pero no se sienten abrumados en su papel: “Nunca he sido particularmente consciente de que mi interpretación siga tradiciones antiguas – forman parte de mi realidad. Mi música favorita es el hip-hop. No me siento diferente a cualquier otro joven”, nos comenta Masuyama Seiichi, intérprete de sho, de 22 años.
Okubo e Iwanami asienten y sonríen ampliamente al escucharlo.





Foto nº 4
Okubo Yasuo (izquierda) e Iwanami Takamasa practican el yokobue. En el gagaku, el yokobue puede tener tres tamaños.

Foto nº 5
“Conseguimos los sonidos al exhalar e inhalar. Es como tocar una armónica”, dice Masuyama Seiichi, intérprete de sho.
El sho está formado por un conjunto de 17 tubos de bambú. Instrumentos de viento similares han sido encontrados en algunas áreas desde el sudoeste de China hasta el norte del Sudeste Asiático.










Volver




Club Bonsái Madrid - Real Jardín Botánico Plaza Murillo, 2 28014 Madrid - info@bonsaimadrid.org